"El Pan Quemado". Un tradicional juego de Ecuador


Este juego es tradicional en Ecuador específicamente en Cayambe  donde surge su origen. En el año 80 era donde más se juega entre niños de 7 a 12 años era un juego típico en su momento. En la Actualidad casi no se da este juego son pocos pueblos por los su alrededor  de Cayambe se conserva un poco su tradicional pero ya en la ciudad de Quito y Guayaquil que son las más grandes casi no se da estos juegos. La mayor parte de este juego antiguamente se lo realizaba en las plazas, en las calles por las noches con los vecinos sobre todo en noches de luna llena, cabe aclarar que la ausencia de vehículo era casi nulo.


Reglas Básicas

Se lo realiza en un patio o en un lugar abierto sin obstáculos, normalmente este juego se necesita como mínimo 10 personas y máximo 25, sirve para estimular las extremidades superiores y si el grupo necesita alguna cosa para premiar al ganador.


¿Cómo se jugaba este Juego?

Cuando el grupo de amigos, vecinos, que pueden ser 10, 15, 20 ó  25;  una vez formado el grupo se toman de las manos y forman una media luna de modo que el último jugador hará de cola y preguntará : ¿Cuantos panes hay en el horno? y todos responderán de acuerdo al número de participantes que estén tomados de las manos: “24 y un quemado”; el jugador de la cola preguntará nuevamente: ¿Y quién lo quemó? y el grupo responde “Ese pícaro lo quemó” haciendo gestos e indicando al segundo participante que está en el otro extremo. En este momento el participante que está en la cola y todo el grupo  pasaran por debajo de los brazos del compañero que lo indicaron anteriormente y cantarán la canción: “Préndalo préndalo por ladrón hasta que se haga el chicharrón; Préndalo, préndalo, por ladrón hasta que se haga el chicharon” y se seguirá cantando hasta que el segundo participante quede con los brazos cruzado y haya terminado de pasar todo el grupo con  la cola , y nuevamente el participante que está en la cola Volverá a preguntar ¿Cuántos panes hay en el horno? y todos responderán 23 y un quemado , el participante que está en la cola preguntará nuevamente: ¿Quién lo quemó? y si es una mujer a la que se le designa el grupo responderá: “Esa pícara la quemó” señalándole con el dedo se vuelven a tomar de las manos y la cola y todo el grupo volverá a pasar por debajo de los brazos del tercer participante y cantando la canción: Préndelo, préndelo por ladrón hasta que se haga el chicharon, préndalo préndalo por ladrón hasta que se haga el chicharon. Y el tercer participante al igual que el segundo quede con los brazos cruzados.


El juego continúa hasta que el penúltimo quede  con los brazos cruzados, en este momento   todo el grupo hala de los extremos hasta que uno de ellos se suelte o todos se suelten y uno que otro participante del grupo quede en el piso, y luego se reinicia todo el juego si lo quieren volver a jugar.


#Ecuador #JuegosTradicionales